De relax en las playa de Cala Mayor y Ciudad Jardín


Cala Mayor - Mallorca

Si algo tienen en común las playas de Palma de Mallorca es el gran encanto de sus aguas cristalinas y sus vastos kilómetros de arena fina. 

Con una panorámica así, lo mejor que se puede hacer es dejarse llevar por el murmullo del mar, envolverse por el sol y relajarse al máximo.

Cala Mayor

Aunque todas las playas merecen la pena, hay dos que no se pueden pasar por alto; la primera es la playa de Cala Mayor, muy recomendable durante cualquier época del año gracias a su ubicación privilegiada que la protege de los fuertes vientos del norte que permitirán nadar y disfrutar a lo largo de sus 250 metros de largo. El Palacio de Marivent enmarca esta bella postal, perteneciente a la familia real española y testigo de sus vacaciones así como de los turistas que acuden a verlo durante todo el año. Además, una gran variedad de restaurantes y chiringuitos ofrecen lo mejor de la zona para que nada falte durante este descanso.


Ciudad Jardín

La segunda playa es la de Ciudad Jardín. Doblando casi la extensión de la anterior cala, esta playa mallorquina posee todas las comodidades para pasar unos agradables ratos junto al mar, pues dispone de servicio de hamacas y sombrillas y cuenta con muchos locales para comer y realizar compras muy diversas. Sus aguas poco profundas y tranquilas son ideales para bañar a los más pequeños.
Y para terminar el día, un recorrido por su paseo marítimo devolverá la paz a los espíritus más estresados. Sobre todo si se les complace con un dulce nocturno que se podrá tomar, por ejemplo, en Fibonacci Ciudad Jardin.
Foto: acrugnola (Cala Mayor)







No hay comentarios: