Casa Weyler

Interior de la Casa Weyler

Conocida también como Can Weyler en mallorquín, esta casa señorial es una representación de la fase madura del gótico local. Su construcción es un caso excepcional, presumiendo de ser una de las casas particulares más antiguas que se conservan en Mallorca.

Fachada y planta baja

Su elemento más distintivo, en la fachada principal, son las ventanas de ajimez, ofreciendo dos tipos: ventanas de planta noble con mayor riqueza de materiales y mayor trabajo escultórico y los ajimez fabricados con piedra calcárea nummulítica de Girona.
La Fachada principal presenta dos pisos completos de ventanas de ajimez. Los capiteles de la planta noble presentan dos órdenes de palmetas y los del segundo piso ofrecen un motivo del lirio, fabricados con mares. En el portal destaca también el portal con arco de punto medio y dos líneas de imposta para articular la fachada y cruzarla de lado a lado.
En la planta baja encontramos el vestíbulo y dos habitaciones. Al primero se accede desde la calle a través de un portal de medio punto adovelado. Está formado por una planta rectangular alargada que lo comunica con el patio. El pavimento ha sido elevado unos 50 centímetros lo que hace pensar en un refugio antiaéreo en la Guerra Civil.
La cota del patio es la parte antigua, y el vestíbulo, más elevado, es posterior. Las dos habitaciones que hay en el lateral se han transformado a lo largo del tiempo sobre el siglo XIX. Desde la segunda mitad del siglo XVII, el patio se articula con tres arcos rebajados: los dos laterales son carpanel o apainelado. Al fondo del patio se encuentran dos almacenes semienterrados.
Parece ser que en el patio se encontraba una escalera gótica de piedra de mares que en el último cuarto de siglo XVII fue sustituida por la actual a la derecha de la casa.

Planta noble

Anteriormente la entrada estaba en una galería exterior pero el canónigo Pere Joan Belloto la trasladó, de modo que la escalera desemboca en un recibidor, desde donde se accede a una habitación no muy grande o a una sala gótica en el lado contrario.
Esta sala gótica es lo más relevante de la casa con planta trapecial que se divide en tres tramos por dos grandes arcos diafragmáticos de perfil ojival. El techo de vigas horizontales y paralelas, las une por aflarjías perpendiculares.
Al fondo de esta sala se encuentra una crujía lateral que ocupa una alcoba barroca de la primera mitad del siglo XVIII. El arco que separa la sala dormitorio es de perfil mixtilíneo. De la antesala destacan pinturas murales y líneas barrocas con cabezas de querubinos moldeados con escayola.

Segunda planta

Aquí se encuentran los pórticos a los que se llega a través de dos escaleras interiores. Este espacio está compartimentado desde el siglo XIX. Los techos son de viga y armadura de madera y los pavimentos son más modernos.

Planta tercera y cubiertas exteriores

Aquí se encuentra un terrado y una amplia habitación y se puede subir al palomar, en las cubiertas exteriores.

Fachadas interiores

Han sufrido numerosas modificaciones. El estilo gótico ha desaparecido y predomina el barroco, que también ha experimentado cambios. Por ejemplo, las ventanas de la planta noble se han convertido en balcones. A pesar de ello, el patio aún conserva el aspecto que debía tener en el siglo XVIII, momento en el que terminaron las reformas. También se conserva una estructura de hierro.


Horario, precio y ubicación

Horario: lunes a viernes de 9 a 14 horas. Se trata de una propiedad privada por lo que el patio puede estar cerrado.
Precio: entrada gratuita.
Ubicación: C/ de la Pau, 5 (Palma de Mallorca)

Actualización: La casa Weyler será adquirida en breve por el consell de Mallorca, pasando a ser de propiedad pública.







No hay comentarios: